Una ex de Lito Cruz lo acusa de violencia de género

Fuerte denuncia de Patricia Perrotta contra el actor. “Me quiso golpear en dos oportunidades. Yo me defendí, lo agarré del cuello. Me decía todo lo que se te ocurra. El es violento. Es alcohólico y adicto a la cocaína”, afirmó.

Las denuncias de maltrato y violencia de género estuvieron a la orden del día durante este año. Muchas de ellas llegaron desde Hollywood pero también hubo algunas en Argentina.

La última explotó ayer cuando la ex mujer de Lito Cruz, reconocido actor, presente en tiras televisivas como El Elegido o La Leona, y en películas como Betibú, Vidas privadas o El juguete rabioso, lo denunció por maltrato y violencia.

Patricia Perrotta es la ex mujer del actor y en diálogo con el portal Primiciasya dio detalles de los años que compartió con el artista. “Fui pareja de Lito Cruz en 2014, en 2015 volví con él. Estuve tres veces. Tuve problemas por violencia de género, maltrato psicológico y me hizo perder un trabajo. Soy licenciada en Periodismo, analista de Marketing y soy actriz, pero es de lo que menos trabajo. Hice un libro que se llama “Secreto de Alcoba” y once personas que tuvieron problemas con Lito Cruz se crearon un Twitter. Ha abusado, desde hace años, y él realmente lo aceptó. Golpeó a todas sus ex parejas. Empecé a salir con él porque era alumna, hice un seminario. Conviví con él, me maltrató, me psicopateó, me dejaba encerrada en el departamento de él. Esto es vox pópuli. Tiene que saltar para que otras chicas se animen a denunciar”, comenzó Perrotta.

Según su relato ella llegó al actor porque estaba enamorada del personaje y después todo fue un infierno: “El era mi amor platónico desde los 16 años y el destino hizo que nos crucemos. Empecé a salir hace tres años, por tonta, porque no tenía buenas referencias. El primer mes, divino. Después empezó con el maltrato psicológico. Desde decirme “puta” por ponerme una pollera, a hacerme lío con mis compañeros de seminario, me maltrataba adelante de ellos. Me cambió una obra de teatro para que no interactúe con mis compañeros. Me menospreciaba. Yo estaba en la oficina, me llamaba y me decía que se quería suicidar. Me quiso golpear en dos oportunidades. Yo me defendí, lo agarré del cuello. Me decía todo lo que se te ocurra. El es violento. Es alcohólico y adicto a la cocaína. Me exigía que yo tomara alcohol con él y yo no quería saber nada. El toma desde que se levanta hasta que se va a dormir. También me exigía que deje mi trabajo. Su hija Micaela también es adicta a la cocaína y al alcohol”.

La escritora contó que en su libro ella no da nombre, pero se refiere a él: “No puse su nombre y apellido por cuestiones legales. Mi abogado me dijo que no lo nombre porque él me amenazó de muerte en varias oportunidades”. Una acusación muy dura.

Mostrar más

Notas relacionadas

Informate 24 te recomienda...

Close