Un tren descarriló cerca de Barcelona: hay un muerto y seis heridos

Ocurrió en la madrugada de este martes en Vacarisses. Hay otros 41 heridos leves.

Una persona ha muerto y 44 han resultado heridas, tres de ellas graves, después de que un tren de Rodalies de la línea R4 Manresa-Sant Vicenç de Calders descarrilara a primera hora de esta mañana por un desprendimiento de tierra entre las localidades catalanas de Terrasa y Manresa, a la altura de Vacarisses, según han informado los servicios de Emergencia de Cataluña.

Hasta el lugar se han desplazado 14 dotaciones de bomberos, 18 ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (Sem) y 17 patrullas de los Mossos que han procedido al rescate de los heridos y a la evacuación de los pasajeros, que desde las 08.10 horas (local) se encuentran todos fueran del tren.

El balance de los heridos, según ha informado Emergencias de Cataluña es de 131 personas afectadas de las cuales tres han resultado heridas graves, 41 leves y 86 ilesas, que han sido trasladadas a a la estación de Terrassa.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha asegurado que investigarán el descarrilamiento. En una entrevista en la Cadena Ser ha señalado que el accidente se ha producido en una zona enmallada que no ha resistido el desprendimiento de rocas, pero ha dicho desconocer si el desprendimiento ha ocurrido antes de que pasara el convoy o mientras pasaba.

Ha explicado que la zona donde se ha producido el suceso estaba mallada, “pero por lo visto estos días de lluvias han hecho que no aguantara esta malla”, y ha indicado que no tenía claro si el desprendimiento ha ocurrido “antes o mientras pasaba” el tren, aunque ha precisado que los convoyes han quedado en vertical y no hay ninguno tumbado.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha desplazado a Vacarisses para conocer de primera mano la situación provocada por el descarrilamiento, donde también se han desplazado el vicepresidente, Pere Aragonès, los consellers de Interior, Miquel Buch, y Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

Además se ha habilitado un punto de atención psicológica para afectados en el polideportivo de Vacarisses. Psicólogos del Servicio de Emergencias Médicas y de Cruz Roja han estado presentes en el lugar.

Eran las 06.15 horas cuando se producía un desprendimiento de tierras por las intensas lluvias de los últimos días en el talud de la vía descarrilando los dos últimos vagones a la altura del Km. 32 de la C-58 entre Can Serra y el Polígono Can Torrella. La primera alerta llegaba al teléfono de emergencias 112 a través de dos llamadas de pasajeros informando de un choque y de que el tren había quedado detenido a oscuras.

Según un pasajero del tren fueron los propios viajeros quienes abrieron las puertas del tren para salir de él tras el accidente.

Mostrar más

Notas relacionadas