Ordenan la detención del ex presidente de Paraguay Horacio Cartes

La decisión fue tomada por Marcelo Bretas, encargado del Lava Jato en Río de Janeiro, quien investiga los millonarios desvíos de dinero de la petrolera estatal Petrobras que destaparon una trama de corrupción internacional.

 Un juez de Brasil emitió este martes una orden de prisión contra el ex presidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018) por un caso relacionado con la Operación Lava Jato, informaron fuentes oficiales.

La decisión fue tomada por el juez federal Marcelo Bretas, encargado de las investigaciones en Río de Janeiro sobre los millonarios desvíos que ocurrieron en la petrolera estatal Petrobras y destaparon una vasta trama de corrupción de dimensión internacional.

La Fiscalía sospecha que el ex mandatario ayudó a Darío Messer, considerado como el “mayor cambista de Brasil” y detenido en Sao Paulo en julio pasado, a huir de Paraguay, según el portal G1.

Según las investigaciones, Messer lideró una sofisticada red de lavado de dinero trasnacional que movió millones de dólares en las últimas décadas y fue una figura esencial para la práctica de delitos como corrupción, evasión de impuestos y de divisas.

El cambista afronta varios procesos judiciales en Brasil y Paraguay desde finales de la década de los ’80 y desde entonces ha movido dinero de forma sospechosa de políticos y empresarios.

La operación de este martes, bautizada con el nombre de “Patrón”, incluye 20 órdenes de prisión y diferentes registros en domicilios de los estados de Río de Janeiro, Sao Paulo, así como el municipio de Ponta Pora, fronterizo con Paraguay, según un comunicado de la Policía Federal de Brasil.

La acción es realizada por un centenar de agentes de la Policía Federal de Brasil junto con funcionarios del Ministerio Público Federal y el Fisco.

Los nombres de los investigados en este operativo, algunos de los cuales residen en Paraguay y Estados Unidos, fueron incluidos en la lista de la Interpol, de acuerdo con la Policía Federal.

Messer también es investigado en Paraguay, donde las autoridades sospechan que él, su hijo y un primo de Cartes, de quien la prensa paraguaya dice que era amigo del cambista, habrían realizado operaciones irregulares en ese país por un monto de 40 millones de dólares.

La Justicia de Paraguay concedió la nacionalidad paraguaya a Messer en 2017, pues residía allí desde 1993, pero se la retiró un año después al constatar que estaba “siendo investigado por integrar una organización criminal” centrada en el blanqueo de capitales, «derivados de la corrupción a través de la “compra y venta de dólar estadounidense”.

Todavía no hay una orden de detención en Paraguay

Wilberto Sánchez, jefe de Interpol Paraguay, afirmó: «No estamos teniendo ningún requerimiento contra él (Cartes). Si es que el juez habría solicitado, aún no están alzando al sistema de la Interpol”, dijo en diálogo con radio ABC Cardinal 730AM y ABC TV.

El jefe policial destacó que, una vez que se cuenta con el código rojo, se solicita a un juez que se emita una orden de captura con fines de extradición. Es decir, debe existir una orden judicial, pues la notificación de Interpol por sí sola no es válida para cumplir con la detención.

En tanto, el fiscal Manuel Doldán, de Asuntos Internacionales, también afirmó a ABC que por el momento no ha recibido información alguna sobre la orden de detención contra el ex presidente paraguayo, pero que estuvo expectante de este hecho desde la madrugada. “No recibí ninguna información de la justicia brasileña. Brasil muy pocas veces usa la Interpol para detenciones con fines de extradición; usa con más frecuencia la vía diplomática”, subrayó.

Mostrar más

Notas relacionadas