La recesión y la última corrida del dólar golpearon con fuerza las ventas del Día del Niño

El titular de la Cámara Argentina del Juguete, Julián Benítez, analizó el fenómeno

Las ventas en el Día del Niñosufrieron una baja de entre el 10% y 12% respecto del año pasado, que ya había sido malo, explicaron desde la Cámara Argentina del Juguete y apuntaron a «el contexto recesivo, la incertidumbre que generó la corrida cambiaria y la tormenta del sábado a la mañana».

En diálogo con C5N, el titular del organismo, Julián Benítez, advirtió que «hoy la industria argentina cayó un 25% interanual y tuvo una pérdida de mercado del 20%, cuando era del 50%, de modo que llega al 30%».

«Las ventas se producen en las últimas semanas y más en los últimos días. Si le sumamos a la incertidumbre del lunes podemos decir que más de la mitad de la semana estuvo parada y que se reactivó el miércoles por algunas ofertas que negoció la Cámara con los bancos», explicó Benítez.

«Todos los comerciantes que ofrecían Ahora 12, que ahora es 3 y 6, asumieron el costo del interés en las cuotas», siguió y aseguró que «la industria vino resignado rentabilidad, y por el lado de los comerciantes, también».

Respecto a las fuertes turbulencias de la semana pasada, el dirigente del sector del juguete insistió en que «lo que se necesita es estabilidad para ganar competitividad».

Según Benítez, por la suba del dólar del 25% los juguetes importados llegaron esta semana con remarcaciones de hasta el 20% mientras que los nacionales mantuvieron sus precios.

En promedio, dijo, el gasto por persona para este Día del Niño fue de $550. Y la gente se volcó por los artículos de producción nacional, debido a que son más económicos.

Las ventas por el Día del Niño representan el 60% de la facturación anual de las jugueterías, por lo que esta abrupta caída resentirá muy fuerte a los jugueteros, alertó Benítez.

Mostrar más

Notas relacionadas