Independiente se recuperó con un triunfo con más garra que fútbol

Perdía con Unión en Avellaneda por un gol de carambola, pero alcanzó un 2 a 1 que lo pone a tres puntos de la clasificación a la Libertadores. Bruno Pitton abrió la cuenta; Yeimar Gómez Andrade -en contra- y Gaibor -penal- revirtieron el marcador

Independiente recuperó este sábado la sonrisa al vencer por 2-1 a Unión como local, en la continuidad de la 18° fecha de la Superliga, para mantenerse en zona de Copa Sudamericana.

En el primer tiempo, el Rojo intentó mostrarse protagonista, y estuvo cerca de abrir el marcador con un disparo de Cecilio Domínguez que se fue muy cerca. Pero a los 17, llegó la insólita ventaja tatengue: Fabricio Bustos despejó fuerte en el área, la pelota le pegó en la cara a Bruno Pittón y se le metió a Martín Campaña.

El gol metió al trámite en un letargo, aunque de a poco el local empezó a encontrar los caminos que lo habían llevado a dominar el primer tramo. Y el empate también llegó accidentado a los 41: Bustos envió un centro atrás desde la derecha y Yeimar Gómez Andrade quiso despejar para meter la pelota en su arco.

El complemento también se inició parejo, pero con los de Avellaneda agazapados para golpear. El ingresado Pablo Hernández se escapó por izquierda y Nereo Fernández le cometió un penal que a los 29 otro ingresado, Fernando Gaibor, cambió por gol con un tiro a la derecha del arquero.

Entonces sí, el Rojo pudo dominar con mayor tranquilidad y, salvo por un sobresalto desviado de Maximiliano Cuadra, encaminarse a un éxito que le trae una paz que necesitaba. Del otro lado, el Tatengue permanece en zona de Sudamericana y mira de reojo los promedios.

Mostrar más

Notas relacionadas