Benedicto XVI volvió a romper el silencio para defender el celibato y presionar a Francisco

Para el Papa emérito es necesario mantener el celibato en la Iglesia.

El papa emérito Benedicto XVI cuestionó la posibilidad de que el pontífice actual, Francisco, pueda avalar la ordenación sacerdotal de los hombres casados para casos particulares y consideró «indispensable» mantener el celibato de los sacerdotes.

«Creo que el celibato tiene un gran significado y es indispensable para nuestro viaje hacia Dios siga siendo la base de nuestra vida», planteó el alemán Jospeh Ratzinger en el libro ‘Desde el profundo de nuestro corazón’, que este miércoles publicará Fayard en Francia

La obra, coescrita con el cardenal guineano Robert Sarah, considerado uno de los jefes de la oposición conservadora a Jorge Bergoglio, saldrá a la luz a semanas de que Francisco publique su exhortación sinodal con las conclusiones del Sínodo amazónico de 2019 en la que podría considerar Una apertura a la abolición del celibato para casos puntuales.

«No puedo callar» antes de esta posibilidad, agregó Ratzinger en su texto, que volvió a incumplir su promesa de mantener una vida de oración y silencio una vez alejado del cargo de Papa.

En el libro, anticipado por el diario francés Le Figaró, Benedicto y Sarah reconocen que la motivación para la obra fue el Sínodo dedicado a la Amazonia que convocó Bergoglio en octubre pasado y luego del que los obispos le recomiendan al actual Papa avanzado con la posible ordenación de hombres casados para algunas zonas con poca vocación sacerdotal.

Mostrar más

Notas relacionadas